La Construcción se engancha a la 4ª Revolución Industrial

No es un hecho nuevo que la tecnología está revolucionando el día a día no solo en nuestra vida cotidiana sino en la industria, en lo que llamamos...

772 0
772 0

No es un hecho nuevo que la tecnología está revolucionando el día a día no solo en nuestra vida cotidiana sino en la industria, en lo que llamamos la cuarta revolución industrial, también conocida como Industria 4.0. Este cambio de era afecta a todos los sectores pero su impacto e implantación no se está llevando de forma pareja, relegando al importante sector de la construcción a la penúltima posición en cuanto a digitalización.

Hagamos zoom en algunas de las cifras para entender mejor esta realidad.

icono7activa

El 7% población activa mundial trabaja en la construcción. Se trata de uno de los sectores que más mano de obra emplea a nivel mundial que alimenta el tejido productivo de muchos países, entre ellos España.

 

10billonesNada menos que 10 billones de dólares en productos y servicios es la escalofriante cifra que mueve el sector cada año. Tras los años de profunda crisis hay signos evidentes de crecimiento y esta consolidación se traduce en la buena salud actual que precisa de cambios estructurales constantes para adaptarse al entorno cambiante y mitigar futuras turbulencias del mercado.

ranking

Penúltima posición informe McKinsey. En el último informe del informe sectorial más prestigioso, el sector de la construcción ocupaba la última posición en transformación digital e implantación de nuevas tecnologías. Esto no refleja otra realidad que la necesidad de atajar el problema y verlo como una oportunidad en la que solo es posible el crecimiento y la mejora.

Tras estos datos la reacción del sector no se ha hecho esperar y son muchas las compañías que decidieron cambiar este paradigma hacia la automatización de sus procesos.

Antes de reaccionar, la lenta implantación de los sistemas y herramientas de digitalización hizo que se perpetuaran los problemas tradicionales de la industria, que no son otros que la ineficiencia en cuestión de tiempos y de costes, provocado por la falta de organización y la saturación de documentos que impiden obtener una visión de trazabilidad y tiempo real de las obras.

EL CAMBIO

No solo las grandes empresas están liderando este cambio a la transformación digital de la construcción con el fin de optimizar la eficiencia de los recursos y no quedarse obsoletas en un entorno tan evolutivo que mermaría su capacidad para competir con solvencia.

¿Cuáles son las claves de la digitalización en la industria?

gestionproyectosHerramientas de gestión de proyectos. Los sistemas de comunicación han revolucionado el sector, no solo a nivel interno, sino en el feedback con proveedores y clientes. Se elimina la información descontrolada, la saturación de emails innecesarios y permite obtener en tiempo real una visión actualizada del proyecto y la trazabilidad de la obra.

bimBIM. El modelado de información de construcción genera una serie de datos a lo largo del ciclo de vida en la construcción de un edificio. A través de esta tecnología punta, se puede identificar el impacto energético de sus materiales, organiza el trabajo multidisciplinar e integra el 2D y el 3D.

3d

Realidad aumentada. Se utilizan como herramienta innovadora ya que permite presentar los proyectos terminados sobre plano y hace que el cliente pueda visualizar como será la futura edificación.

doneDrones y robots. Estas máquinas pasarán a realizar las funciones más complejas liberando a los trabajadores de las funciones de mayor peligrosidad laboral. Permite también optimizar costes ya que automatiza funciones que a priori son de alta complejidad.

A pesar de la utilización de estas tecnologías, es necesario crear perfiles adaptados a este cambio, y algo que es vital: aunque la transformación tiene que venir liderada desde arriba la integración de todos los estamentos de la entidad es la que proporcionará el éxito.

Aún queda mucho camino por recorrer pero el sector es totalmente consciente de cuál es el camino a seguir y quiere convertirse en locomotora del cambio hacia la transformación digital.

 

Este artículo