BIM, el presente y futuro de los procesos de construcción

424 0
424 0
bim

BIM (Building Information Modeling) es una metodología de trabajo colaborativa para la gestión de proyectos de edificación u obra civil a través de una maqueta digital. Esta maqueta digital conforma una gran base de datos que permite gestionar los elementos que forman parte de la infraestructura durante todo el ciclo de vida de la misma.

La metodología BIM está suponiendo una verdadera revolución tecnológica para la cadena de producción y gestión de la edificación y las infraestructuras. Esta herramienta permite construir de una manera más eficiente, reduciendo costes al tiempo que permite a proyectistas, constructores y demás agentes implicados trabajar de forma colaborativa.

Cada vez son más las empresas que apuestan por implantar BIM en su empresa. Aunque todavía hoy en día el BIM es visto como un software complicado, con una curva de aprendizaje muy empinada y que requiere de un presupuesto elevado para su implantación. Así pues, ¿cómo realizo esta BIMetización de manera eficiente y sin que me produzca demasiados quebraderos de cabeza? Aquí tenemos algunos consejos:

1. Conocer el BIM

Antes de hacer la gran transición al BIM, es importante entender cómo este cambio afectará a la manera de trabajar del equipo. Es importante intentar designar a una o dos personas (o en su defecto, a una consultora especializada en implantaciones) que se encarguen de investigar el proceso a realizar e intentar integrar los pasos del mismo en el nuevo flujo de trabajo.

2. Involucrar a todo el equipo, la clave del éxito

Es importante conseguir que todo el equipo se involucre en la transición. Una forma de lograr esto es hacer especial hincapié en los beneficios de BIM para la empresa y los clientes

El mensaje debería ser el de “nos movemos a BIM porque es crítico para nuestro futuro”

3. Asumir las actualizaciones de software y hardware de manera natural

En comparación con los flujos de trabajo en CAD, BIM es un proceso más colaborativo que se basa en modelos 3D inteligentes.

4.Traza una hoja de ruta

Después de estos preparativos, es bueno planificar el resto del proceso en consecuencia. En este plan de gestión es importante tomar nota de los miembros del equipo que necesitan formación y cuando la obtendrán. Y lo más importante, tiene que haber espacio en el plan para las posibles preguntas del personal: los cambios dentro de las organizaciones se realizan más rápido y con mayor éxito si se ayuda a sus miembros a adoptar las nuevas formas de trabajo.

5.Empieza con un proyecto piloto

Para la mayoría de empresas, es más fácil empezar con un proyecto como prueba que funcione que aplicarlo directamente en todos y cada uno de ellos. Lo mejor es empezar con algo pequeño, y a partir de esa experiencia conseguir mejores prácticas de adopción a BIM en el futuro.

6. Documentar los procesos

Mientras un equipo se encarga del programa piloto, estaría bien que también documentaran sus métodos favoritos de trabajo. Esta etapa revelará las salidas de la empresa y cómo BIM puede ser utilizado para mejorar en las mismas. La información del proceso ayudará a todo el equipo a desarrollar unas normas más eficaces en el futuro.

7.Crear campeones BIM

Algunas personas estarán más entusiasmas que otras con BIM, porque quizás lo hayan utilizado anteriormente o porque ha sido parte de su educación. Este tipo de perfil debería ser parte del equipo piloto de la empresa. Dotando a estos miembros del equipo de formación adicional, les permitirá ayudar a sus compañeros a la hora de asimilar el BIM.

8.Evoluciona poco a poco a tus equipos

Entrenar a la vez a toda la empresa no es la mejor opción, es mucho más productivo si lo realizamos en un proyecto a la vez y en el plazo de un año o dos. En la mayoría de los casos, la gente olvidará lo que ha aprendido durante su entrenamiento para el momento que tengan aplicarlo. Es mejor comenzar a entrenar a equipos por separado y que estén a punto de iniciar un proyecto BIM.

9.Integrar para colaborar

Los beneficios del BIM se aprovechan mejor cuando un modelo integral es compartido entre los consultores, ingenieros MEP y otras empresas que también están involucradas en un proyecto. Un modelo compartido acelera el proceso de coordinación y abre la puerta a un nuevo nivel de colaboración entre equipos.

10.Innova y expande

BIM fortalece a las empresas ya que permite una mejor visualización, coordinación y capacidad de análisis.

Comunicar las ventajas de BIM para los clientes puede servir como una herramienta de marketing y también demuestra entusiasmo por el BIM para aquellos clientes que cada vez más lo ven como un requisito obligatorio en sus proyectos.

Este artículo

Únete a la conversación